martes, 5 de noviembre de 2013

CLÁSICOS - Blancanieves y los siete enanitos

 
TÍTULO ORIGINAL: Snow White
and The Seven Dwarfs
AÑO: 1937
DURACIÓN: 83 minutos
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Walt Disney
GUIÓN: Ted Sears, Otto Englander, Earl Hurd, Dorothy Ann Blank, Richard Creedon, Dick Richard, Merill De Maris y Webb Smith, basado en el cuento de hadas Sneewitchen de los hermanos Grimm
PRODUCCIÓN: Walt Disney
DIRECCIÓN ARTÍSTICA: Charles Phillipi, Hugh Hennesy, Terrel Stapp, McLaren Stewart, Harold Miles, Tom Codrick, Gustaf Tenggren, Kenneth Anderson, Kendall O'Connor y Hazel Sewell
MÚSICA: Frank Churchill, Leigh Harline, Paul Smith y Larry Morey
INTÉRPRETES: animación
GÉNERO: animación / fantástico / musical / infantil // celos / brujería / cuentos



ARGUMENTO

Criada por una reina perversa, la huerfanita Blancanieves se pasa el tiempo soñando que un atractivo joven viene a rescatarla, hasta que, un buen día, recibe la visita del Príncie Encantador. Sin embargo, cuando el espejo de la Reina asegura que Blancanieves es la muchacha más bella del país, aquella ordenará su muerte. Incapaz de cumplir semejante orden, un cazador le dirá a Blancanieves que se esconda en el bosque, donde encontrará refugio en una casita que pertenece a los siete enanitos. Disfrazada de vieja bruja, la Reina visita a Blancanieves y, con engaños, la convence para que se coma una manzana envenenada. Perseguida por los enanitos, la Reina cae por un precipicio y perece, mientras Blancanieves vuelve a la vida al recibir el beso del Príncipe Encantador. Y todos vivieron felices y comieron perdices.



COMENTARIO

Famoso ya por ser el creador del ratón Mickey y por las series de dibujos animados Sinfonías tontas, Walt Disney deseaba comprobar si la animación podía superar las restricciones impuestas por el formato breve, así como explorar el desarrollo de los personajes y las posibilidades del medio para hacer frente a un argumento adaptado a una película de larga duración. En 1934, anunció su intención de realizar un largometraje basado en un cuento de hadas y estimó en unos 500.000 dólares de presupuesto necesario para llevar a cabo el proyecto. Cuando se produjo su estreno en el Cathay Circle Theatre de Hollywood, durante las Navidades de 1937, la película había costado 1.500.000 dólares, Disney se encontraba al borde de la bancarrota y sus técnicos se habían visto obligados a idear y perfeccionar gran cantidad de novedades. No sólo hubo que cambiar todas las mesas de dibujo del estudio para adecuarse a las imágenes más grandes y detalladas que había que realizar, sino que fue necesario desarrollar dispositivos como la cámara multiplano, gracias a la cual era posible crear una mayor ilusión de profundidad. Ese logro también debió mucho al meticuloso tratamiento que se dio a algunos detalles menores y, sin embargo, muy importantes, como era el movimiento del humo o de la lluvia y otros "efectos especiales", a los que no se había prestado demasiada atención en el anterior formato, pero que contribuían a realzar de manera considerable la calidad del dibujo animado. También se dio una importancia hasta entonces inusitada al desarrollo de la caracterización, tanto de los personajes humanos de corte "realista", caso de Blancanieves, el cazador y el Príncipe Encantador, como de los enanitos, confiriendo a cada uno de ellos una forma de hablar y actuar peculiar que el público pudiera reconocer fácilmente. 

Obra llena de innovaciones y, a la vez, entretenimiento mágico y musical de primer orden, Blancanieves fue el fruto del trabajo de 570 artistas, utilizó 250.000 dibujos y se convirtió en el patrón por el que serían juzgadas las futuras producciones Disney. A un año de su estreno había obtenido unos beneficios brutos de 8.500.000 dólares y le había proporcionado a Disney un Oscar especial, con las figuras de Blancanieves y los siete enanitos, del que le hizo entrega Shirley Temple.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...